por

ESCALANDO UNA CLÁSICA

Martes, 12 de Mayo de 2009.    Hace cuatro días estábamos casi por el

mismo sitio, pensé, cuando haciamos la cara N. del Puro y mientras Cecilia

tiraba hacia arriba, Juan hablaba conmigo de qué por hacer vias que hoy

son más actuales o recientes se habían ido dejando algunas clásicas.

 preparando

 cecilia y juan en la base del puro

 cecilia primera tirada

 juan  primera tirada

 cecilia en la fisura

Me sorprendí mucho cuando me dijo que no había hecho la Pany-Haus o la

Serón-Millán, en su tiempo llamadas “directas” o “directísimas”.   Son vias

que he subido muchas veces y desde hace muchísimos años. Me ofrecí

rapidamente para acompañarlos en cuanto tuvieran algún dia libre.

Se barajaron varios nombres y Juan se quedó con la Serón-Millan, por el

collado del Puro.  – Nos llamamos la semana que viene y venimos?  – Venga,

además, hasta después del mediodia dá la sombra.  – Hecho.

 juan y el patio

 peña ruaba

 reunion

 salida de la fisura

 reunión

 ejercicios de la patrulla de socorro

 fin de la fisura

 chimenea del puro

 chimenea del puro

 reunion de gatos

 atento

  collado- debajo de los bloques empotrados.

 chimenea de la seron-cerca del casco de juan

Hemos hecho el mismo recorrido que el viernes, hasta encima de la cueva

y ahora nos dirigimos hacia los bloques empotrados del collado. Pasamos

en travesia a la derecha, buscando la chimenea que parte el mallo por la

mitad.

 gato que no maulla

 chimenea de la seron

 observando

 visitas

 filmando

 reunion a la sombra

 chimenea con patio

Hasta el collado vienen por detrás un instructor y dos alumnos guardias de

los grupos de socorro. A partir de aquí ellos van al Puro. Tambien hay un

helicóptero que nos visita de vez en cuando. Supongo que para hacer tomas

de los del Puro. Además nos cuentan que entre las prácticas estan rodando

escenas con un actor  habitual de series y lo han colocado entre el Adamelo

y la Pany. Espero que se divierta.    Desde la Serón voy haciendo fotos a los

del Puro, mientras nosotros subimos por esta elegante y aérea chimenea

que nos ha de conducir al mismo corazón de la cima.

 alumnos...

 con instructor en el Puro

 cecilia y el camino

 un rayo de sol

 fisura final

 juan en la fisura-diedro

 camino de la cima

 cecilia y la curva del gállego

 reunión antes de cima

 cecilia y el patio

 juan y cecilia en la cima

No obstante, hay que decir que es curioso, que ésta combinación de subir la

via normal del Puro y continuar por la chimenea de la Serón-Millan se haya

quedado con la denominación de “Serón-Millan”.

La genuina la hicieron el 20,21 y 22 de Junio de 1957, Rabadá, Lopez,

Montaner y Diaz.    Y se trazó al aplomo de la chimenea menos las dos

primeras tiradas, comenzando cási en las cuevas de la Virgen y derivando

luego hacia la izquierda a la busca de unos diedros en dirección a la

chimenea. De su dificultad habla alguien tan poco sospechoso como 

“el Bunny” en su libro Verticualidad, que dice más o menos,   en aquellos

años, no se había hecho nada parecido ni al norte ni al sur de los Pirineos

y si acaso, quizás alguna equiparable en Dolomitas.

Pero quiso la necesidad o la urgencia de aquellos viajes “relámpago” en

moto que hacían Anglada y compañeros a Riglos, que optaron por aquella

combinación por el collado del Puro y así hacer posible llegar el sábado,

escalar el domingo y volver esa misma noche a Barcelona. Así lo hicieron

Anglada y Guillamón, al año siguiente osea en 1958 y yo mismo con

Navarro en 1959, que aunque Zaragoza estaba más cerca, los horarios del

tren eran aún más restrictivos que los de las motos.  Hay que esperar tres

años más osea 1962, para que Colomer y Mas hagan la tercera combinación

y hasta 1965 para que Ursi e Ibarzo hagan la primera repetición de la via

completa, ocho años después. Este mismo año se repite otra vez por el

collado.

En fín que esta “combinación”, de escalada aérea y rápida, deviene en

clásica, mientras la original se ha hecho muy pocas veces y quedado cási

en el olvido, ayudada por la dificultad propiciada por la mala roca y su

desequipación.   Me llega el rumor de que piensan equiparla, no estoy

seguro de que sea una buena idea, tal cómo está puede seguir siendo

terreno de aventura para quienes lo quieran así y para osados o

coleccionistas.      Mientras que vias paraboleadas ya son muchísimas.

Si se queda cómo está, en la memoria colectiva seguirá siendo, “la parte

de abajo de la Serón-Millan”.  Y si se prepara, pasará a ser  otra via más.

 dale descanso al pie

  1. sería una putada que arreglaran esa parte inferior para deportiva; creo que ya hay bastantes vías deportivas y al final no quedará nada escalable tradicional.
    Yo repetí esa parte inferior hace treinta y tantos años y me lo pase de puta madre, ocho horas para subir setenta u ochenta metros. Sudores, terror, esfuerzo salvaje, un vivac en una cornisa a setenta metros del suelo, vivencias que a nadie interesan ahora pero que a mi me gusta recordar.
    Es otra forma de escalada, con altísimo riesgo, que pienso no debería desaparecer, hay pared para todo y para todos, no jodamos ni desvirtuemos las paredes míticas que han hecho progresar esta actividad.
    Los chavales actuales subren por sitios increíbles, enhorabuena, pero también deben reespetar lo que hicimos las generaciones anteriores.
    Si el espolón del Fire, más o menos se ha respeatado en su concepción orginal, respetemos también algunas vías como esta, la vía de Verano, etc.
    Los tiempos cambian y en cada época la gente que utiliza las paredes es la que decide, pero creo que hay una serie de cosas que deberían conservarse, aunque sólo sea como arquología.
    Bueno, ya no me enrrollo más, pero yo nunca podría haber subido por las directas de la Visera en libre, no me dan los brazos para tanto, y nunca se me ha ocurrido ir a coserlas de buriles, tipo la antigua carnavalada, para darme el gustazo de pasar por allí.
    Un poco de respeto con lo que se ha hecho anteriormente no vendrá nunca mal, aunque sea sólo en sitios muy puntuales.

Los comentarios están cerrados.