ESPOLÓN NARANJA

25-10-2009. Se inaugura una nueva ruta en el mallo Cored, el objeto

prioritario, era llegar al saliente picudo de roca gris que destaca en el

espolón noroeste, al que vamos a llamar “el mirador” y desde allí, hacer

un rapel, completamente volado desde la salida hasta el suelo.

caras norte y oeste

Mide unos cuarenta y ocho metros. Para un mallo pequeño no está mal.

La escalada comienza, mirando la brecha Cored-Carilla a la derecha por

una fisura-chimenea, en la cara norte, de roca regular. No obstante con

el desescombro inicial y que al abrir siempre desde abajo, hemos pasado

varias veces por ahí, la cosa va quedando cada vez más firme.

 jesús yarza

 

 .

 el mirador

 el mirador

 .

 .

 .

 

 fin de fisura

 pasando a la cara oeste

 taco

Subimos con el método clásico, usamos clavos, tacos de madera, cuñas,

piedras empotradas,  puentes de roca naturales y alguno artificial.

Avanzamos con eso y desde ahí izamos la máquina. Una vez el parabolt

puesto, quitamos la chatarra que no sirve y la cosa queda para hacerlo en

libre. 

 .

 .

 .

 .

 .

 .

 .

 

 .

 .

 .

 .

 caras  norte, oeste, norte

 .

 .

 .

Casi al final de la fisura, se abandona en diagonal ascendente pasando a la

cara oeste, los seguros se van acercando porque la pared antes vertical,

ahora se hace extraplomada y la roca continua siendo variable, se combinan

los bolos y presas sólidas con las que caen con solo tocarlas.

 melilla

 .

 jesús

Se hace reunión en un lugar incómodo, colgado o en estrivos. Este lugar

ya fué usado como reunión en otra vía que viene por la cara oeste y

continua por la fisura de encima de la reunión. Salimos de la reunión hacia la

izquierda buscando el frontón que hay entre la fisura y el espolón noroeste,

siempre en dirección al vértice del espolón o saliente picudo que se va a

llamar “el mirador”.

 

 .

 .

 .

 .

 debajo del techo gris

 .

 .

 jesús en la reunión

 jesús en la reunión

 el patio

Esta tirada, más corta que la anterior y que extraploma mucho, es una

preciosidad, nosotros abriendo hemos hecho algún paso a libre, pero el

mayor peso se lo han llevado los fifís.  Es cómo un campo de patatas y

cuando se haya limpiado algo más y vaya alguien con brazos, lo subirá a   

libre.

Mientras tanto que cada uno, lo suba como pueda. Hay un patio

impresionante, la llegada al “mirador” gozosa, con cuatro metros de

roca gris y compacta.

 2ª reunión- el mirador

 el mirador

 chopera y rio gállego

 peña sola

 la buena sombra

 jesús saliendo del extraplomo

 .

Y el maravilloso rapel, de la salida al suelo sin tocar pared, te deposita en las mochilas o sitio donde has comenzado la escalada.  Que disfruteis.

 rapel volado

 .

 salida

 extraplomo

 

 .

 Anochecer

Para los fanáticos o simplemente amantes de la cima ( me incluyo) no

intranquilizarse, seguimos abriendo hacia la cima aunque no tenga ya el

interes de lo de abajo y la roca sea muy mala. Procuraremos dejarlo seguro.

Dentro de un orden.